Marte finalizó la primera mitad de la temporada con el tercer mejor promedio de bateo entre los jardineros de la Liga Nacional con .316. Patrick Gorski/Icon Sportswire

Una de las omisiones más notorias del Juego de Estrellas se corrigió apenas dos días antes que iniciaran las festividades en torno al 87mo Clásico de Otoño en San Diego, con Starling Marte siendo nombrado a la escuadra de la Liga Nacional como reemplazo del jardinero cubano Yoenis Céspedes.

“Significa mucho para mí porque finalmente gracias a Dios estoy aquí y es algo que siempre he soñado”, dijo Marte el lunes tras arribar a San Diego a su primer Juego de Estrellas acompañado por 15 miembros de su familia.

“Fue algo difícil porque sí tenía todo para estar aquí [desde el principio], y a la misma vez emocionante porque estoy aquí. Pero creo que no era necesario que alguien tuviera que lesionarse para yo estar aquí”.

Marte no hizo ni el equipo titular ni el suplente para el Juego de Estrellas, pero sí terminó siendo uno de los candidatos de lo que es conocido como el “Último Voto”, donde los aficionados seleccionan a un pelotero adicional para participar en el partido.

No obstante, el dominicano terminó quedando en segundo lugar en la votación, perdiendo ante el primera base de los Gigantes de San Francisco Brandon Belt, quedándose resignado a decir lo que ha dicho por tres temporadas de forma consecutiva: “Quizás el próximo año”.

Marte se sintió sumamente decepcionado, al igual que sus compañeros de equipo, en particular el cinco veces Todos Estrellas Andrew McCutchen, quien dijo en aquel entonces a ESPN Digital que sería una gran injusticia que su compañero en los Piratas de Pittsburgh no tuviera un lugar asegurado en el Juego de Estrellas.

Entre los cerca de 100 jardineros calificados en la Liga Nacional en la primera mitad de la temporada, el dominicano sumó la segunda mayor cantidad global de hits (97) después del Todos Estrellas venezolano Carlos González (107).

Marte finalizó la primera mitad de la temporada con el tercer mejor promedio de bateo entre los jardineros de la Liga Nacional con .316, a sólo dos puntos del líder (González,.318), después de batear para .335 en los meses de mayo y junio.

Sus 30 bases robadas fueron el mayor número entre todos los jardineros, y la segunda mayor suma entre todos los peloteros de Grandes Ligas.

Marte incluso viene de ganar su primer Guante de Oro la temporada pasada, después de liderar a la Liga Nacional con 16 asistencias desde los jardines, e incluso va a un mejor paso esta campaña, colocándose segundo en la categoría con nueve.

No obstante, aun así fue necesario que Céspedes sufriera una lesión del cuádriceps derecho que lo obligó a perderse su primer Juego de Estrellas como titular, para que Marte recibiera un nombramiento que debió ser suyo desde un principio.

“Todo el mundo ha visto los números que he puesto”, sentenció el dominicano de 27 años. “Se hizo justicia; muchas gente me apoyó con sus comentarios. Pero yo no quería que nadie se lesione para yo estar aquí”.