La producción de Albert Pujols ha decaído desde que firmó con los Angelinos hace varios años G. N. Lowrance/Getty Image

Los Angelinos van a necesitar algo parecido a un milagro para lograr salir del hoyo en el que el equipo de Mike Scioscia se ha metido en la primera mitad de la campaña y finalizar la presente temporada como titular en su división.

Su pobre marca de 37-52 al llegar al Juego de Estrellas tiene sepultados a los aureolados en el último casillero de la División Oeste de la Liga Americana, a 16.5 juegos de distancia de los Texas Rangers.

Y para lograr un retorno que los ubique en el tope de su sector tendrán que cincelar un desempeño que quedaría inscrito como el mejor de una segunda mitad de temporada desde que se instituyó el sistema de wild card.

Por el momento, el que mejor lo ha hecho, históricamente, es el equipoMinnesota Twins, durante la campaña 2006, cuando, para el Clásico de Verano, estaban separados por 11 juegos del primer lugar y finalizaron ganando el trapo en su división, gracias a una marca de 49-27, lograda en la segunda mitad de la temporada.

Pero la realidad indica que este equipo de Anaheim tiene más preguntas que respuestas en la actual campaña, en que casi todo parece ir mal para la tropa que comanda Scioscia.

NO FALTAN LAS ESTRELLAS

Y no es por falta de talento, porque los Angelinos cuentan con uno de los mejores peloteros del momento, un Mike Trout que luego de 89 juegos, batea para .322, con 18 bambinazos y 58 remolcadas.

Tienen en sus filas a un histórico, en cuanto a producción ofensiva, un Albert Pujols, que a sus 36 años de edad, y aunque ya se lo ve disminuído físicamente, sigue escalando peldaños entre los mejores jonroneros de todos los tiempos y ya se ubica en el puesto número 11, con sus 575 batazos de cuatro esquinas.

Curiosamente, la dupla Trout-Pujols presenta números por demás interesantes ya que el jardinero central, con tan solo 24 años de edad, aún tiene lo mejor por venir en su carrera, mientras que el inicialista y bateador designado ya parace haber iniciado la curva descendente en su brillante trayectoria beisbolística.

DEMASIADOS DÓLARES

De sueldos, ni hablar, porque Pujols dispara un cuadrangular por cada 669,230 dólares con 76 centavos que recibe como salario. Por su parte, Trout se va para la calle cada vez que los Angels le pagan 99,647 dólares con 50 centavos.

Cada carrera impulsada por Pujols le ha costado a don Arte Moreno la nada despreciable suma de 202,797 dólares con 20 centavos, mientras que Trout lleva a su cuenta bancaria únicamente 34,390 dólares con 10 centavos, por cada carrera remolcada.

Además, Pujols devenga 132,621 dólares con 95 centavos por cada juego en el que interviene.

Trout, por su parte, tiene una tarifa de 21,116 dólares y 73 centavos, por juego disputado.

PLAGADOS DE LESIONES

Mientras tanto, el timonel Mike Scioscia, que conduce al equipo del Condado de Orange por décimo séptima temporada, ha tenido que realizar malabares para enfrentar el día a día debido a las incontables lesiones de sus peloteros.

La más reciente es la del primera base C.J. Cron, quien sufriera la fractura de uno de sus dedos en la mano izquierda y estará fuera de acción entre seis y ocho semanas.

Otros 16 peloteros también han ingresado a la lista de lesionados en la temporada, incluidos los lanzadores abridores Garrett Richards, Andrew Heaney, Tyler Skaggs, C.J. Wilson, Jered Weaver, y hasta Tim Lincecum, quien inició su gestión como nuevo jugador de los Angelinos en los campos de rehabilitación.

Es por ello que Scioscia no ha logrado contar con una rotación de abridores estable en lo que va del año.

Y cuando Matt Shoemaker, Héctor Santiago, o Nick Tropeano han realizado presentaciones propicias para sumar victorias, el apoyo de los bates no ha llegado.

Como consecuencia de la inestabilidad y regularidad de los lanzadores abridores, el bullpen de los Angelinos ha trabajado horas extras, tal y como lo demuestran las 41 entradas completas que ha lanzado hasta el momento, el relevista mexicano Fernando Salas, y no siempre los resultados han sido favorables.

Para la segunda mitad, el equipo no cuenta con una reserva importante en su presupuesto de temporada, como para acudir al mercado de verano, donde bien podrían adquirir a otro lanzador abridor antes del cierre para las transferencias, a finales del presente mes.

Es por ello que Mike Scioscia, a falta de un sistema de ligas menores con peloteros de talento, tendrá que seguir rifándosela con lo que tiene, seguir barajando una plantilla, para ver si se produce el milagro de un arribo a la postemporada, sin importar que sea por la puerta trasera del comodín.

El timonel ya probó con 43 peloteros en la primera mitad de la campaña y debe seguir experimentando, hasta que encuentre los nueve que hagan de los Angelinos un equipo ganador.